PUBLICIDAD
FIRMADO POR AZNAR Y MACRI

El manifiesto de 150 políticos e intelectuales contra la respuesta ‘autoritaria’ al Covid-19

|

Unas 150 personas entre exmandatarios, intelectuales, empresarios, economistas y escritores iberoamericanos han reclamado en un manifiesto que los estragos del Covid-19 no se conviertan en un “pretexto” para instaurar el “autoritarismo”.

En el texto, los firmantes alertan de que los gobiernos de países como España o Argentina pretenden utilizar “las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente”.

Encabeza la lista el escritor hispanoperuano Margio Vargas Llosa, premio Nobel de literatura y presidente de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), que divulgó el documento. También figura el expresidente del Gobierno José María Aznar, el argentino Mauricio Macri y el colombiano Álvaro Uribe.

Denuncia que “mientras los empleados de la sanidad pública y privada combaten el coronavirus valerosamente, muchos gobiernos toman medidas que restringen indefinidamente libertades y derechos básicos. En lugar de algunas entendibles restricciones a la libertad, en varios paísesimpera un confinamiento con mínimas excepciones, la imposibilidad de trabajar y producir, y la manipulación informativa”.

PUBLICIDAD

Algunos gobiernos han identificado, a su juicio, una oportunidad “para arrogarse un poder desmedido”: “Han suspendido el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de justicia. En las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua la pandemia sirve de pretexto para aumentar la persecución política y la opresión. En España y Argentina dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente. En México arrecia la presión contra la empresa privada y se utiliza el Grupo de Puebla para atacar a los gobiernos de signo distinto”.

Asimismo, cencura que ambos lados del Atlántico “resurgen el estatismo, el intervencionismo y el populismo con un ímpetu que hace pensar en un cambio de modelo alejado de la democracia liberal y la economía de mercado”. “Queremos manifestar enérgicamente que esta crisis no debe ser enfrentada sacrificando los derechos y libertades que ha costado mucho conseguir. Rechazamos el falso dilema de que estas circunstancias obligan a elegir entre el autoritarismo y la inseguridad, entre el Ogro Filantrópico y la muerte”, concluye.