PUBLICIDAD
CON EL USO DE PALABRAS

La manipulación de los grandes medios para imponer la doctrina izquierdista

|

Según el conocido digital francés, los medios de comunicación desempeñan un papel crucial en la configuración de la nueva ingeniería social que pretende la conformación de las sociedades europeas en la doctrina de lo “políticamente correcto”, para que interioricen y crean aceptar voluntariamente el despojo de sus propias convicciones e identidades en favor del proyecto del Gran Reemplazo de una sociedad por otra.

Tal como demuestra el artículo publicado este domingo, los medios de comunicación en general y la prensa en particular están a la vanguardia del pensamiento progresista, de la sustitución de las identidades  y de la transformación de las sociedades. Es fácil darse cuenta de esto leyendo los periódicos o viendo las noticias en la televisión o escuchando la radio. France Inter fue, sin duda, un ejemplo químicamente puro de radio al servicio de una ideología perversa y manipuladora. TV3 en Cataluña o La Sexta en el conjunto de España serían otro claro ejemplo de militancia en esa ingeniería social de sustitución de unas convicciones y de unas identidades por otras.

PUBLICIDAD

Si bien es cierto que no resulta sencillo medir objetivamente el papel de los medios de comunicación progresistas en la labor de ingeniería social que realizan mediante el lavado de cerebro de la gente, sin embargo, sí existen mecanismos para detectarlos. Por ejemplo, el uso reiterado en sus supuestas informaciones de palabras clave del vocabulario de la izquierda con cuya utilización se pretenda la configuración de una nueva personalidad basada en propuestas ideológicas de izquierda.  El artículo prueba, en esta ocasión, con el estudio de la utilización de tres palabras muy determinadas: diversidad, privilegio y racismo, cómo los medios de comunicación progresistas siguen un canon y un plan perfectamente organizado.

El caso más evidente es el del buque insignia de la progresía mundial, que indica la dirección dogmática a seguir por los demás actores de la nueva religión civil: el New York Times.

https://www.la-france-rebelle.fr/wp-content/uploads/2019/12/photo5780893970757431841.jpg

Diversidad es, por ejemplo, tal y como se observa en el gráfico, la palabra clave de la que se sirven  los ideólogos de izquierda para imponer desde los medios de comunicación la idea de que una sociedad debe ser multirracial, multicultural y debe estar basada en las políticas de género.

https://www.la-france-rebelle.fr/wp-content/uploads/2019/12/photo5780893970757431842.jpg

Como se observa en el gráfico, Privilegio es, por otro lado, la palabra clave que permite dar rienda suelta al odio de sus periodistas blancos.

https://www.la-france-rebelle.fr/wp-content/uploads/2019/12/photo5780893970757431843.jpg

Racismo, en  fin, es la palabra clave que estigmatiza a todos aquellos que no piensan como la izquierda quiere que piensen.

PUBLICIDAD

Habría más palabras-clave dignas de ser estudiadas en el lenguaje manipulador de los medios de la izquierda progresista mundial. Su catón incorpora con una sospechosa frecuencia palabras como: machismo, homofobia, género, fascismo, cambio climático climático. Se trata de sustituir el lenguaje para sustituir las ideas, las convicciones y las identidades. 

El aumento brutal en el uso de estas palabras desde la elección del presidente Trump es una buena ilustración de la movilización de los medios contra el presidente y sus políticas.

El problema es que este impulso de la izquierda estadounidense tiene fuertes repercusiones en Europa. Razón de más para estar atentos y apoyar a organizaciones como Ojim que hacen un buen trabajo al limitar el abuso.

PUBLICIDAD